El Bitcoin, se vino abajo el día de hoy llegando por debajo de la marca de 40.000 dólares y arrastró con él los precios de otras monedas virtuales, esto después de que China impusiese nuevas restricciones a las transacciones que involucran criptomonedas.

Las declaraciones de Musk en las redes sociales y la declaración del Banco Popular de China de ayer, cuando reiteró que los token digitales no se pueden utilizar como forma de pago, sumaron a la venta masiva.

Las bajas en las criptomonedas de la semana pasada se produjeron porque Musk revocó que Tesla acepte Bitcoins como pago. Sus tuits posteriores causaron una mayor confusión sobre si el fabricante de automóviles se había despojado de sus tenencias de la moneda.

Más importante aún, los inversores pueden estar cambiando desde el Bitcoin al oro, dijeron analistas de JP Morgan.