El presidente de Colombia, Iván Duque, pidió un mayor despliegue de la fuerza pública en la ciudad de Calí, la cual se ha convertido en el epicentro de las protestas desde el pasado 28 de abril.

El propósito de esta petición es garantizar la tranquilidad a la ciudadanía que hace vida en esa localidad colombiana.

Duque apeló a sus facultades constitucionales y dijo que: “Confiamos en el inmediato ocupamiento militar de Cali, confiamos en la acción eficaz y sostenida de nuestros soldados en el marco de la Constitución y los derechos humanos para proteger a la ciudadanía de Cali”.