Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, manifestó estar alarmada por la violación de los derechos humanos en América Latina y pidió a los gobiernos de la región que éstos sean respetados.

A través de un comunicado difundido este 06 de mayo, Bachelet fijó su postura ante las crecientes amenazas de los gobiernos de América Latina hacia las Organizaciones No Gubernamentales.

Bolivia, Haití, Chile y El Salvador fueron los países que señaló Bachelet como los que mayormente amenazan a las ONGs.

“Insto a los Gobiernos de toda la región a que cumplan con sus responsabilidades y respeten y protejan la independencia de las instituciones nacionales de derechos humanos”, dijo la Alta Comisionado.