Hasta noviembre del año 2020 se mantendrán las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE) al gobierno de Nicolás Maduro, según lo dieron a conocer este lunes desde Bruselas.

Esta decisión se mantiene firme puesto que la UE considera que en Venezuela se ejecutan “acciones persistentes que socavan la democracia, el estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos”.

Las sanciones prohíben viajar y la inmovilización de bienes a 25 personas que ocupan cargos oficiales, incluyen también embargo de armas y equipos.  La UE destacó que estas medidas no afectan a la población venezolana.