José Luis Delgado Urdaneta (54 años) y  su hijo José Hernán Delgado Domínguez (30 años), ambos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) fueron asesinados por sicarios en medio de una fiesta familiar.

Los sujetos irrumpieron en la reunión familiar que se llevaba a cabo el pasado domingo en el sector El Muro, en el estado Zulia y sin mediar palabras acabaron a disparos con la vida de estos dos hombres.

Testigos del hecho relatan que los sicarios llegaron a bordo de una moto e hicieron al menos 10 detonaciones.

Se presume que los asesinos forman parte de bandas delictivas que operan en la Costa Oriental del Lago y en algunas zonas del estado Trujillo.

Delgado Urdaneta era funcionario jubilado del CICPC, mientras que su hijo era un oficial activo.