Luego de anunciar su renuncia como Presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció a través de su cuenta en Twitter que un oficial de la policía tiene la instrucción de ejecutar una orden de aprehensión en contra.

Morales también informó del asalto a su domicilio por parte de grupos violentos.

Horas antes había sido detenida la Presidente del Tribunal Supremo Electoral a quien acusan de cometer irregularidades en las elecciones presidenciales del pasado 20 de octubre.