Un nuevo episodio de racismo se viralizó en las redes sociales, en esta oportunidad el hecho tuvo lugar en una escuela de Moline en Illinois en los Estados Unidos.

La víctima fue un integrante del equipo de fútbol juvenil de la escuela, a quien sus compañeros lo amenzaron con golpearlo si no se sentaba en uno de los lockers al que le colocaron cascaras de banana.

Mientras esto sucedía los agresores grabaron con su teléfono y este video sirvió para que las autoridades abrieran una investigación y dieran con los responsables.

Todos los chicos han sido identificados y las autoridades de la escuela han tildado el hecho como repudiable.