Una gran fuga de agua proveniente de tuberías submarinas afecta el suministro de agua potable para los habitantes de la Isla de Margarita.

La denuncia fue dada a conocer por el dirigente político Robert Alcalá que a través de sus redes sociales publicó: “A pocos metros del aliviadero del Río Manzanares, en el Golfo de Cariaco, esta esta fuga de la aducción que lleva Agua Potable a la Isla de Margarita. El sonido que produce afecta la Pesca Artesanal y los millones de litros que se pierden lo necesitan los Margariteños”.