El esposo de la reina Isabel II de Inglaterra, el Príncipe Felipe murió esta mañana a sus 99 años en el Castillo de Windsor.

El príncipe había estado enfermo por varios meses, lo cual lo llevo ser sometido a una intervención cardiaca con éxito hace una par de semana atrás, lo que mantuvo por siete noches en el Hospital King Edward VII en el centro de Londres, Reino Unido. Aún no han dado detalles de su muerte pero aclaran que no está relacionada con el coronavirus. Tanto el duque como la reina, de 94 años, recibieron las vacunas la covid-19 el mes pasado.

Este viernes el Palacio de Buckinghan anuncio: “Con profundo dolor, su majestad la reina anuncia la muerte de su amado esposo, su alteza real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo”… “Su alteza real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor”.

“La familia real” informo que “se harán más anuncios a sus tiempo”.