Al menos desde el año 2007 la ONG venezolana Fundaredes viene denunciando que grupos irregulares del ELN mantienen operativas emisoras de radio en territorio venezolano, especificamente en el estado Táchira (frontera con Colombia).

Javier Tarazona, presidente de esta ONG, aseguró a través de sus redes sociales que edichas estaciones radiales “promueven la actividad insurgente, incitando a los jóvenes a unirse a grupos armados irregulares”.

Tarazona cuestionó las recientes declaraciones de Padrino López en las que asegura que se ha mantenido una lucha en contra de grupos armados irregurales en territorio venezolano.