Al menos 17 venezolanos recibieron penas de cárcel por haber ingresado de manera ilegal a Trinidad y Tobago.

Las autoridades de ese país informaron que las penas que recibieron estos ciudadanos van desde los 14 días y hasta las seis semanas de prisión, por el haber violado la Ley de Inmigración y el Reglamento de Salud Pública.

Entre los detenidos se encuentran dos personas que fueron identificados como Eliomar Malalu y Johanson Jaimez, quienes hicieron de guías a este grupo de migrantes y se les acusa de incitar la migración ilegal.