Las autoridades están investigando el caso de abuso policial en Tulum, México, que ha desatado una fuerte conmoción el país y fuertes críticas sobre los métodos que utilizan los policías para neutralizar a las personas.

La victima esta vez fue Victoria Esperanza Salazar, salvadoreña, 36 años, madre de 2 niñas.

Victoria se marchó en 2009 a México con visa humanitaria permanente, los gobiernos de entonces no la protegieron hoy tampoco las de su país adoptivo.

En medios locales y redes sociales circuló el video de una mujer tendida en el piso mientras era inmovilizada por un oficial de la Policía Municipal de Quintana Roo y rodeada por otros tres uniformados que presenciaron el incidente sin hacer nada.

En el video que ronda por las redes sociales se ve a la víctima esposada y sometida en el suelo cuando uno de los oficiales estaba arrodillado sobre su espalda. La mujer grita en varias oportunidades, hasta que luego se ve inmóvil y sin pronunciar una palabra.