El menor de 12 años de edad, fue secuestrado en el condado de Miami-Dade el pasado 27 de marzo.  La criatura fue retenida contra su voluntad, además abusado sexualmente para luego ser baleado.

Aunque el menor quedo mal herido, logró caminar hasta la avenida más cercana donde ya no pudo más y se desvaneció. En el momento fue socorrido por una persona que estaba cerca del sitio y que llamo al 911.

En seguida fue trasladado hasta el Ryder Trauma Center donde se encuentra en condiciones críticas.

Las autoridades aún intentan identificar y ubicar al sospechoso. De momento, la policía solo ha presentado datos de cómo puede lucir. Se trataría de un hombre hispano, de entre 30 y 40 años de edad, con cabello largo y rizado.