El régimen de Maduro autorizó de día de ayer la tradicional procesión del Nazareno de San Pablo sin presencia de feligreses como medida de prevención ante la pandemia de Covid-19 en el país. 

En este sentido, la ministra de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Carmen Meléndez, explicó que en la ciudad de Caracas y el estado Miranda, El Nazareno realizará un recorrido dividido en ocho tramos, con el propósito de visitar 43 iglesias en total. 

La funcionaria añadió que 1.800 efectivos de los cuerpos de seguridad prestarán apoyo durante el todo el recorrido. 


A demás, Meléndez recordó que los rituales católicos propios de la Semana Mayor se realizarán de manera virtual y las misas con presencia de público quedan suspendidas. Para evitar que se propague aún más el virus.