Su actuación del día sábado, fue grandiosa, pero no logro culminarla. Al momento de la salida y los primeros compases de la carrera en pugna con varios competidores, su jugada estratégica a la contra al entrar el primero en boxes, hizo que pudiera estar entre los primeros diez.

Alonso se esforzó al máximo por rendir en los diez primeros, hasta que los problemas o las carencias del A521, comenzaron a mermar su actuación, poniendo en evidencia que al menos cinco o seis monoplazas están por delante del francés.

“Tenía ganas de acabar la carrera, pero no ha podido ser”, explicaba Alonso al bajar de su monoplaza. “Al final los frenos han sido la causa del abandono, pero antes ya también teníamos problemas con las baterías en la recta”. Dijo el piloto tras abandonar la carrera.